Como ahorrar para ir de viaje

CÓMO AHORRAR DINERO PARA VIAJAR

Ahorrar dinero para hacer un viaje

 

No es la imaginación lo que nos hace salir de casa a correr mundo, sino precisamente la ausencia de ella […]”. Esas fueron las palabras que, según el filósofo Fernando Savater, el intrépido Willy Fogg utilizó para explicar las razones de su vuelta al mundo en 80 días. No sabemos entonces, pero hoy en día sí que necesitamos imaginación para ahorrar todo el dinero que nuestro viaje ideal necesita. Lo mejor, como en todo, es la planificación, aunque siempre surgen nuevas dudas: ¿cuándo va a estar nuestro bolsillo preparado para nuestra aventura? ¿cuándo tenemos que empezar a llenar la hucha para llegar a tiempo? ¿cómo sabremos si hemos conseguido ahorrar todo lo que necesitábamos?

Aunque la respuesta para todas estas dudas es, ciertamente, relativa, la recomendación universal es: reducir los gastos y aumentar los ingresos. Tal vez no sirva de mucha ayuda, teniendo en cuenta que, por sí sola, no nos llena la hucha. Pero sabemos que es la idea principal de la que tienen que partir nuestras intenciones de ahorro para viajar y la base de nuestra mentalidad si queremos hacer realidad nuestros sueños. Y es que, cada vez más, salir de vacaciones es una utopía para la gente de a pie. Si tú también te rompes la cabeza para llenar “el cerdito”, sigue leyendo para conocer algunos trucos.

REDUCIR GASTOS

El primer paso es marcarte un objetivo, en este caso, el viaje. Sin obsesionarte, levántate cada mañana con esta prioridad en la cabeza y haz que buena parte de tus decisiones giren en torno a ella:

  • Haz un resumen mensual de gastos. Hay pagos que no puedes eludir, como el alquiler, la hipoteca o la alimentación. Pero hay otros fácilmente evitables o reducibles, como el teléfono, la televisión por cable, un gimnasio con todas las comodidades de un spa… Muchas veces pagamos de más por servicios que no utilizamos nunca. Revisa tus contratos e intenta suprimir lo que te sobra.
  • Deja un vicio. Es un tópico pero, si lo analizamos, tiene una base real. No hablamos solo de los fumadores. Todos tenemos algún vicio: un café fuera de casa todas las mañanas, una llamada al restaurante de comida rápida una vez a la semana, la compra compulsiva de ropa… Piénsalo. ¿Qué haces de manera rutinaria que podrías evitar y que te permitiría contar con un dinero extra?
  • Ponte metas semanales o mensuales. Márcate un objetivo de ahorro y cúmplelo. Aquí vamos a recordar el reto de las 52 semanas de María Pilar Amela Gasulla y que consiste en ahorrar tantos euros como el número de la semana en la que estemos. Así, empieza a ahorrar con el nuevo año y, a 31 de diciembre, contarás con más de 1300 euros en la hucha. ¿Fácil? Puede ser una buena meta.
  • Ahorra todo el dinero con el que no contabas. Una propina inesperada (no importa la edad que tengamos, siempre puede caer algo), monedas o billetes que te encuentras perdidos en un bolsillo, una devolución que ya dabas por perdida… Este dinero no existía y, por un golpe de suerte, vuelve a nuestras manos. No lo gastes y mételo directamente en la hucha.

 

AUMENTAR LOS INGRESOS

Ahorrar a veces se queda corto. Por eso, hay que buscar medidas adicionales y extraordinarias para darle el último empujón al crecimiento de la hucha. Todo depende del viaje que estés planeando.

  • Antes de poner rumbo a tu destino, puedes vender cosas que tienes por casa, que son útiles, pero que tú ya no necesitas: un mueble, una vajilla completa que te sobra, una pantalla de ordenador… Tásalo, teniendo en cuenta su estado de conservación y la demanda del mercado, y podrás sacar algún dinero extra.
  • Ya en ruta. Evita los sitios demasiado turísticos para comprar, comer y alojarte, no cambies las divisas en el aeropuerto y no lleves más de lo necesario (ni de dinero ni de útiles en general). Si tu viaje soñado es de larga estancia, puedes aprovechar tus aptitudes y ganar algo de dinero ayudando a la comunidad en la que te hospedes.

No es una tarea fácil, pero tampoco imposible. ¿Tienes algún consejo más que nos pueda ser de ayuda en nuestro propósito de ahorro?

Comentarios